No sos vos soy yo, que me creo superwoman!

Últimamente estoy un poco calladita, pero no sos vos, soy yo! Que intento llegar a todo y hay veces que no se puede.

Hace poco estaba metida en faena haciéndole las mechas a una clienta, de esas que te hacen sentir tan a gusto que te olvidas que estas trabajando y empezamos a divagar sobre el día de la mujer, sobre nuestro nuevo rol en esta sociedad y de como han cambiado las cosas. Y llegamos a la conclusión de que NOS HAN TOMADO EL PELO!

Sí señoras, tal cual! Nos venden la moto de la liberación de la mujer, de su necesidad de realizarse laboralmente fuera de casa y lo maravilloso que es la igualdad de sexos.


La realidad es que todo eso está fenomenal, trabajar, realizarte, hacer lo que te gusta, ser un igual con tu marido… Pero es eso cierto? Somos iguales? Yo creo que no (gracias a dios).
En la sociedad actual a las mujeres se nos exige trabajar para ser económicamente independientes, llevar una casa, preparar bizcochos caseros, ser madres modernas, ir siempre de punta en blanco, hacer cosas handmade, tener vida social y si tenemos tiempo incluso estar en forma y llevar una alimentación equilibrada… (y subir todo ello a instagram con su filtro correspondiente para que todos vean lo extraordinaria que  eres) DEMASIADO! 
Pero lo más increíble es que mi vida está llena de súper mujeres  que hacen eso y más. Que fundan imperios, hacen doctorados, preparan sushi casero después de una jornada laboral nocturna de doce horas, persiguen sus sueños a toda costa, se levantan después de un golpe duro, les fascinan sus trabajos o se enmarcan en aventuras africanas sin mirar atrás. Además, todas ellas sacan tiempo para un café y escuchar tus reiterativos problemas.
No me mal interpreten, me encanta mi trabajo (aúnque siempre me esté quejando de las desventuras del autónomo), me encanta tener un negocio propio y un hogar precioso al que volver cada día para hacer la cena. Pero hay veces que todas necesitamos decir basta! Quedarnos en el sofá todo un domingo sin quitarnos el pijama y comer todas las guarradas que estén al alcance de tu mano, para resetear y volver a nuestro papel de súperwoman con energías renovadas.
Conclusión: nadie se muere por salir de casa con la cama sin hacer! Disfruten del día a día,prioricen lo realmente importante y brinden!

                                  

                                                                                      ~feliz lunes~ 

Share

Comment (1)

  1. Vincent

    Querida Ana,
    No sólo eres una artista de la peluquería, sino que además tienes un don blogger. Me encantas!

    Así es que las mueres os habéis dado cuenta de que os han engañado… Pues el siguiente paso es qué vais a hacer al respecto. O, mejor dicho, qué VAMOS a hacer, porque la igualdad es cosa de todas y de todos.

    Pero afortunadamente, está en vuestras manos. Una vez tenéis claro lo que hay que hacer, hay que hacerlo. Muchos hombres estamos con vosotras y queremos estarlo por mucho tiempo. Yo creo en la felicidad, pero en la de todo el mundo. Y para que haya felicidad tiene que haber igualdad. No es normal que en una pareja donde han cenado los dos, ella se ponga a fregar; o, siguiendo el ejemplo que pones tú, donde han dormido dos, que haga ella la cama sola…

    En fin, ya hemos conseguido muchas cosas en términos de igualdad, pero ahora queda que os despertéis del "engaño", que accedáis DE VERDAD a los puestos de arriba y que lo hagáis con punto de vista de mujer, no haciendo los mismos errores que hemos cometido los hombres durante tanto tiempo.

    Este mundo os necesita.

    Un beso,
    Vicente

Post a comment